Lo último

Que es refinanciar una deuda


Refinanciar una deuda

Refinanciar es una de las maneras más convenientes para pagar un préstamo porque la refinanciación significa solicitar otro préstamo para pagar un préstamo anterior. Usted consideraría que debe hacer un refinanciamiento solamente cuando las cosas se ponen difíciles y los acreedores están que lo buscan. La refinanciación es su opción si ayuda para reducir su saldo mensual neto. Sopese los pros y contras de esta opción.



Puntos clave para reflexionar sobre la refinanciación de una deuda



  • Reducir sus cuotas mensuales. los múltiples créditos e hipotecas lo atormentan con intereses acumulados. Una refinanciación razonable reduce el gasto mensual y el número de pagos a realizar.
  • Tiempo para terminar la deuda. Aunque depende de multitud de factores, mientas más rápido salga de la deuda mejor.
  • Reducción del riesgo mediante el pago de refinanciación de intereses flexibles de alto costo.
  • Sopese la opción de alto costo de cierre con una tasa de interés más baja, contra un costo de cierre no bajo con un interés alto durante el mismo o menor período.
  • Considere refinanciar si puede generar algún ingreso extra a través de la refinanciación. Las comodidades de los recursos adicionales amortiguan sus esfuerzos para ver reducida su deuda más rápido de lo que imaginaba. Si no, va a ir de mal en peor.
  • La refinanciación asegurada le consigue el interés más bajo.
  • Cuestiones fiscales. La tributación difiere cuando se cambia de un crédito a otro o cuando se refinancia un préstamo existente. Esto depende de cada país y sus respectivas legislaciones.
  • Papeleo. Ninguno de los puntos anteriores saldrán bien, a menos que tenga todos sus documentos requeridos en un solo lugar.


Recomendaciones antes de decidirse a refinaciar una deuda


  • No se apresure antes de decidirse. 
  • Compruebe las credenciales del prestamista antes de firmar en la línea punteada. 
  • Haga un gran esfuerzo para mantenerse alejado de los operadores inescrupulosos. 
  • Entienda sus procesos antes de comprometerse. 
  • Mejor aún, tome notas y compare con otras credenciales del prestamista. 


Con la debida diligencia y manteniendo los puntos clave en mente, la re-financiación, no es después de todo un gran problema. 



¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios