Lo último

Cómo puedo ahorrar en comida


Ahorrar en comida

¿Pensando en reducir sus gastos en comida? Entonces debería leer los siguientes consejos. Seguramente lo ayudarán a reducir sus gastos de comida. De ninguna manera son exhaustivos, pero serán muy útiles.

Consejos para ahorrar en alimentos

Para los bebedores de café

Es una buena idea reutilizar el café molido una vez. Usar café molido dos veces o más no afectará en gran medida el sabor del café. Se recomienda encarecidamente hacer esto utilizando un filtro que sea permanente y evitar la variedad de papel. Mantenga los granos refrigerados hasta que los use al día siguiente.

Para los amantes del pan

Las tiendas de comestibles venden pan que se hizo el día anterior a un precio mucho más bajo. No hay nada de malo en comer pan que se hizo el día anterior, ya que todavía es bueno para comer. Si tiene mucho espacio en su refrigerador, almacene mucho para ahorrar más. Si va a comer el pan, puede descongelarlo usando su horno de microondas. Vuelva a calentarlo cada 30 segundos para evitar que los bordes del pan se vuelvan demasiado duros.

Al comprar en la tienda de comestibles

Antes de ir al supermercado, ya debería haber hecho una lista de todas las cosas que realmente necesita. Priorice los productos básicos y evite comprar cosas que realmente no necesita. Observe los precios indicados en las pantallas. Recuerde, los productos de marca cuestan considerablemente más que las marcas de la tienda. También es una buena idea guardar el recibo de su visita anterior al supermercado y hacerlo como base para sus compras en la próxima. Para tener mayores ahorros, compre más del producto. Siempre puede almacenarlo en su refrigerador o en la casa para minimizar sus visitas a la tienda de comestibles.

Cuando come afuera

Si va a comer en un restaurante caro, el mejor momento para ir allí sería durante el almuerzo. La comida durante el almuerzo generalmente cuesta menos y esto será para su beneficio. Cuando se aloje en el hotel en sus viajes, es una buena idea comprobar si también incluyen el desayuno en el costo total de la habitación. También debe averiguar dónde comen los del país. Lo más probable es que coman donde la comida es buena y el precio es incluso mejor. Cuando vaya por ahí, lleve contigo algunos bocadillos. Una barra de chocolate, papas fritas y galletas recorrerán un largo camino mientras pasea.

Comer barato no significa necesariamente comer alimentos malos. Mire a su alrededor y se sorprenderá con las opciones que puede elegir. Tómese su tiempo y considere sus elecciones para que no solo coma mucho sino también ahorre algo de dinero.








¿QUIERES RECIBIR EN TU CORREO LAS NUEVAS PUBLICACIONES?

Registra tu email aquí:

Por FeedBurner

Recuerda que para quedar inscrito debes hacer click en el correo que te llegue

No hay comentarios